Central de documentos

Patologías

En esta sección Usted puede posicionar el cursor de su PC, sobre el nivel de la columna en donde siente dolor o rigidez. A su izquierda, aparecerá un diálogo, orientandole respecto de las condiciones que se relacionan con la disfunción vertebral del nivel que Usted señala.
Si tiene alguna dificultad, vuelva a pinchar el botón patologías y espere, hasta que el sistema cargue toda la información.
Seleccione una zona de la columna para ver su patología
C1

Patología : C1
Síntomas : Dolor de cabeza y migrañas. Dolor mandibular.

Latigazo Cervical o síndrome cráneo cervical inestable


Entre las causas comunes de dolor cráneo cervical, encontramos las secuelas que pueden provocar los movimientos súbitos de cabeza y cuello (Latigazo cervical). Los frenazos o choques automovilísticos, los deportes con detención brusca como saltos, jugar a los autos chocadores, montañas rusas, parapente, saltar en Benji y paracaidismo, etc. Además todo tipo de caídas y otros accidentes que inducen a una desaceleración e híper extensión brusca de cabeza y cuello pueden originar este cuadro.



Estos movimientos son capaces de inducir lesiones y microlesiones en los tejidos blandos y ligamentos del cuello difíciles de diagnosticar, incluso micro fracturas ocultas. Los ligamentos a este nivel pueden ser alongados de tal forma que se altera su función provocando hipermovilidad y micro traumatismos repetitivos en tanto no se recupere la zona mediante una buena reeducación muscular.
Las lesiones inducidas por el latigazo cervical, son causa de dolor crónico e inestabilidad en los movimientos vertebrales de esta región, situación que genera micro traumatismos y elongaciones locales repetitivas por inestabilidad local. Es muy frecuente que una vez superada la etapa aguda de un latigazo cervical, persista importante contractura y dolor crónico de la musculatura cervical alta, vértigos, tinitus, trastornos auditivos, cefaleas y hasta depresión post conmoción, cuadro que muchas veces solo puede ser abordado en forma integral con manejo quiropráctico para recuperar el alineamiento cráneo vertebral normal, ejercicios kinesiológicos para rehabilitar la musculatura y control muscular local, además de apoyar al paciente con relajantes musculares, analgésicos y psicoterapia si se requiere.

C2

Patología : C2
Síntomas : Mareos, dolor occipital, dolor referido hacia la frente y ojos.

Cefaleas y cráneo cervicalgias




En el nivel de la segunda vertebra cervical C2, podemos identificar entre otras craneocervicalgias, la irritación del nervio de Arnold o Neuralgia de Arnold, también como neuralgia occipital. Síndrome doloroso de la región occipital que afecta a los territorios inervados tanto por el nervio occipital mayor como por el nervio occipital menor. Otras causas de dolor occipital que no comprometan a los nervios occipitales mayor o menor pueden asociarse además a dolor occipital y de cuello, discopatías cervicales, uncoartrosis, mareos, zumbido de oídos, visión borrosa, rigidez de hombros y bruxismo.

Descripción

Los nervios occipitales son el nervio occipital mayor (nervio de Arnold), el nervio occipital menor y el 3er nervio occipital. El nervio occipital mayor es la continuación del ramo dorsal de C2 aunque también tiene un componente C3. Emerge entre la primera vértebra cervical (atlas) y el músculo oblicuo inferior de la cabeza, atraviesa el músculo esplenio de la cabeza y la aponeurosis del músculo trapecio e inerva la piel del occipucio, también otros músculos de la nuca. En general da inervación a la zona suboccipital, subiendo por la cabeza hasta la zona frontal, en la región superciliar.

C3

Patología : C3
Síntomas : escapular superior; dolor en el cuello por anterior.

Síndrome de los Escalenos

La disfunción de la vértebra C3 está relacionada directamente con dos cuadros frecuentes de columna cervical: el síndrome de los músculos escalenos y el síndrome espasmo crónico del músculo angular del omóplato. El síndrome de los escalenos es la contractura crónica o recidivante de esta musculatura, en especial del escaleno anterior.

Estos músculos se insertan desde las vértebras cervicales tercera a la sexta vértebra cervical por arriba, de allí descienden hasta la primera costilla. Son músculos que tienen inmediata vecindad con el paquete vascular y nervioso del miembro superior, en especial el escaleno medio contracturado, el que puede comprimir la arteria subclavia en su trayecto hacia el brazo.

222El espasmo muscular de todos, puede comprimir el paquete nervioso del brazo a nivel del cuello, provocando síntomas neurovasculares. El síndrome de los escalenos es frecuente en personas que manejan o mueven equipos pesados con regularidad o personas que levantan pesos en forma brusca e inesperada, el cuadro comienza suave hasta hacerse muy intenso en algunos casos. También existe mayor propensión a desarrollar este cuadro en personas que tienen megatranversas y/o costillas cervicales además de proyección anterior de cabeza y cuello. Este cuadro suele confundirse con síndromes hombro-cuello-brazo y hasta cérvico braquialgias o síndromes del túnel carpiano.

Sintomatología: hormigueos en el miembro superior con sensación de pesadez del brazo y ocasionalmente adormecimientos de la extremidad; dolor de cuello con limitación de la rotación hacia el mismo lado del espasmo de los escalenos; dolor en la columna torácica superior y base del cuello; dolor irradiado desde la axila hasta el codo en el recorrido del tríceps braquial. Cuando el espasmo produce mayor compresión nerviosa, el cuadro suele aliviarse cuando el paciente duerme o descansa con su mano sobre la cabeza. Cuando el cuadro compromete más el componente vascular, el paciente describe que empeora al subir la mano sobre la cabeza y es mucho más molesto por la noche. Su quiropráctico descartará que el cuadro corresponda a un cuadro una hernia cervical o, a un cuadro radicular cervical de otro origen o, un atrapamiento de alguno de los vasos y nervios del brazo a nivel de su emergencia en el cuello o en su recorrido periférico.


Espasmo crónico del Angular del omóplato

Este músculo se inserta en los procesos espinosos de las tres primeras vértebras cervicales, a veces hasta la cuarta vértebra inclusive y es un elevador de la escápula, además que participa como estabilizador de cabeza durante la marcha y postura estática en su desplazamiento antero posterior. El músculo angular del omóplato, también conocido como levator scapulae, es particularmente afectado en pacientes con proyección anterior de cabeza, situación frecuente en pacientes con acortamiento de los músculos escalenos y flexores de cuello. Su elongación crónica por la anteposición de cabeza produce trigger points (bandas tensas dolorosas) en todo su trayecto, en especial en el trayecto a su inserción en el omóplato y base del cuello.

En muchos pacientes este músculo produce múltiples puntos dolorosos crónicos, los que están directamente relacionados a antecedentes de latigazo cervical, caídas o desaceleraciones bruscas de cabeza. La mayor demanda mecánica que le induce la pérdida del alineamiento de cabeza y cuello, produce fatiga crónica de este músculo al perder su eficiencia mecánica y mayor trabajo durante la actividad diaria, aunque sea en posturas estáticas. El cuadro que origina suele confundirse con cefaleas tensionales y fibromialgias del trapecio y músculos para escapulares. En realidad con el tiempo, este cuadro efectivamente puede dar origen a dolor en otros músculos de la nuca y espalda, los cuales tratan de compensar su disfunción e ineficiencia. A la larga los otros músculos también se fatigan y contracturan generando nuevos puntos dolorosos en la región para escapular, empeorando el pronóstico y cronicidad del cuadro. Su Quiropráctico mediante un completo análisis de su historia clínica, mediante además la evaluación de la anteposición de cabeza y biomecánica del cuello alterada, realizará un completo registro de los puntos sensibles en el trayecto del angular del omóplato para diagnosticar certeramente el origen de su disfunción y así planificar su tratamiento. El enfoque quiropráctico requerirá corregir la columna vertebral con técnicas específicas, en especial de las vértebras C1 C2 y C3 para corregir las alteraciones articulares locales existentes, además normalizará las relaciones tensión longitud de los músculos de la zona posterior y anterior del cuello y nuca, lo cual incluye el tratamiento con técnicas inhibitorias de tejidos miofasciales y reentrenamiento neuromuscular para normalizar el control de la postura de cabeza y cuello.

C4-C5

Patología : C4-C5
Síntomas : dolor de la base del cuello y hombros, limitación dolorosa de las rotaciones.



En la columna cervical son frecuentes los dolores de origen facetario (articular). Las facetas articulares son pequeñas articulaciones (4 por cada vértebra) que pueden irritarse y causar dolor, incluso pueden presentar degeneración y artrosis local. El cuadro se caracteriza por dolor de cuello, cabeza, hombro y de la región proximal de la extremidad superior. El dolor de origen facetario no se irradia completamente a la extremidad ni presenta síntomas de compromiso neurológico como ausencia de reflejos o pérdida de fuerza muscular. Puede ser más doloroso por las mañanas o al acostarse, muy persistente y rara vez cede completamente, pues tiene una alta tasa de recurrencia. Produce limitación dolorosa de los movimientos extremos de columna, en especial de la rotación y extensión. Suele confundirse con otras alteraciones locales como la fibromialgia, fibromiositis del trapecio o del músculo elevador del omóplato. También los SFC originan síntomas similares a los que provocan las artralgias, bursitis y tendinitis de hombro. La historia de latigazo cervical y traumas con desaceleraciones bruscas está altamente relacionada con la aparición temprana de este cuadro. El quiropráctico posee técnicas exploratorias específicas para evaluar la disfunción de las articulaciones facetarias cervicales (art. Zigoapofisiarias) y podrá mediante su examen especializado, realizar el diagnóstico diferencial de este cuadro con el dolor originado por otras afecciones. Tratamientos como bloqueos facetarios o infiltración con corticoides no han demostrado mejores resultados que los tratamientos convencionales (el bloqueo facetario tiene éxito en menos del 10% de los casos a nivel cervical) . La manipulación vertebral quiropráctica es por lejos la alternativa más efectiva en el tratamiento del dolor de origen facetario en general. (David López D.C.)

Boswell MV, Colson JD, Sehgal N, Dunbar EE, Epter R. A systematic review of therapeutic facet joint interventions in chronic spinal pain. Pain Physician. Jan 2007;10(1):229-53.

C6-C7-T1

Patología : C6-C7-T1
Síntomas : Dolor irradiado hacia el brazo y la mano, limitación dolorosa de la rotación y extensión de cuello.

La radiculopatía consiste en un cuadro clínico de dolor irradiado y síntomas nerviosos desde las raíces nerviosas de la columna cervical hacia la extremidad superior (Cervicobraquialgia). Los síntomas son persistentes y en muchos casos el paciente se alivia elevando el brazo sobre la cabeza (signo de Bakody). Los síntomas más frecuentes son dolor, hormigueos, adormecimiento, pérdida de reflejos y disminución de la sensibilidad en una extremidad superior.



La causa más común de las cervicobraquialgias son las hernias cervicales de los niveles vertebrales C5-C6 y C6-C7, estas pueden darse también inmediatamente por debajo de la vértebra C7. El atrapamiento e inflamación de las raíces nerviosas cervicales por el estrechamiento del agujero de emergencia vertebral (foráminas) y el contacto de las raíces con un disco intervertebral cervical herniado (abombado), producen la compresión irritante y los síntomas irradiados hacia el brazo. En ocasiones la presencia de hernias discales prominentes pueden afectar la médula espinal y producir síntomas más severos, como sensación de descargas eléctricas con los movimientos de cuello en flexión e inclusive afección de la función de los miembros inferiores. (David López D.C.)

T2-T3-T4

Patología : T2-T3-T4
Síntomas : Dolor para escapular, dolor torácico superior, problemas respiratorios.

La dorsalgia alta de la columna torácica, es un cuadro frecuente que se asocia a proyección anterior de cabeza, bruxismo (apretar y rechinar los dientes), estrés, dorso curvo, artrosis cervical, fibromialgia, entre otras afecciones comunes. No obstante muchas afecciones pueden en realidad estar relacionadas con la disfunción de las vértebras dorsales superiores.



Tipos de Dorsalgia Por ejemplo la dorsalgia en los pacientes anginosos, se presenta con suele dolor debajo esternal y sobre la parte izquierda el pecho, tanto en la pared anterior como posterior del tórax e irradiarse hacia a lo largo de la parte interna del brazo hasta los dedos meñique y anular. De comienzo es abrupto y su poca duración. El enfermo lo nota como una opresión con ahogo que le obliga a permanecer inmóvil, aunque suele pasar en pocos minutos. La dorsalgia debida a la ruptura de un aneurisma de la aorta, suele ser un dolor intenso opresor, que se acompaña de gran sufrimiento, disnea y compromiso general, su inicio brusco requiere el traslado inmediato a un servicio de urgencia pues generalmente es fatal. Algunos problemas del esófago, vesícula y vía biliar en general pueden repercutir en la zona dorsal, particularmente derecha y confundirse con dorsalgias de origen músculo esquelético. Es importante reconocer que la irritación de las raíces nerviosas cervicales altas está relacionada con varias condiciones de manifestación orgánica debido a la rica inervación simpática e influencia autonómica de esta región de la columna sobre algunos órganos de la cavidad torácica y abdominal. Inervación simpática del corazón y pulmón. La inervación simpática del corazón se origina en la porción torácica (T1-T4 o hasta T5 inclusive) de la médula espinal. La estimulación del sistema nervioso simpático en este nivel produce un aumento de la frecuencia y la contractilidad cardiaca. También el nivel T1 a T5 otorga inervación simpática al pulmón y bronquios, la estimulación del sistema nervioso simpático a este nivel actúa con un efecto vasoconstrictor y broncodilatador de la mucosa y musculatura lisa bronquial. Las lesiones de las raíces nerviosas columna en estos niveles pueden provocar disfunción y dolor:
• Esófago
• Laringe
• Tórax
• Corazón pulmones
• Tráquea
• Brazos




Los síntomas más frecuentas asociados a lesiones de estos niveles de la columna vertebral son: • Dolor de la columna torácica alta y media
• Presión alta y taquicardia
• Dolor esternal
• Congestión respiratoria alta
• Cólicos, gastritis, hipercloridia, dispepsia o acidez gástrica
• Dificultad respiratoria confundible con asma
• Dolor de la parrilla costal
• Reflujo gastroesofágico
• Entumecimiento, hormigueos y dolor irradiado a la extremidad desde la axila hasta la mano por la parte posterior del brazo, codo y escápula
Ante cualquiera de estos síntomas asociados a dolor de espalda, debe reportarlos a su Quiropráctico y médico tratante para realizar los diagnósticos diferenciales que contribuyan a pesquisar correctamente la causa u origen de su dorsalgia (David López D.C.)

T5-T6-T7-T8-T9

Patología : T5-T6-T7-T8-T9
Síntomas : Dolor dorsal, de costillas; úlcera estomacal, reflujo gástrico, esofagitis, litiasis biliar, otros trastornos abdominales.

El dolor de columna dorsal es una condición de alta incidencia entre las consultas por dolor de columna o espalda. Condiciones crónicas como alteraciones mecánicas posturales asociadas a escoliosis, dorso curvo (exageración de la concavidad de la columna dorsal) y proyección anterior de cabeza y cuello; además de procesos artrósicos degenerativos asociados a la edad, desgaste discal y osteoporosis entre otros, son causa del dolor torácico. Será necesario entonces descartar radiológicamente condiciones como deformidad en cuña, adquirida o congénita, de alguna de las vértebras (aplastamiento anterior del cuerpo vertebral) y otras condiciones como la enfermedad de Scheuermann, traumas locales antiguos que puedan haber evolucionado un proceso degenerativo local. La rigidez general de la columna debe estudiarse ante la existencia de patologías rigidizantes del raquis como las pelviespondilopatías, más frecuentes en varones. La presencia de deformidad brusca en personas mayores con dolor de aparición brusca, orienta hacia la presencia de fracturas por aplastamiento de origen osteoporótico o patológicas (tumores).



Con mucha frecuencia a nivel de la musculatura dorsal encontramos dolor miofascial y puntos gatillo. Un punto gatillo (trigger point) es un término acuñado por el quiropráctico D.C. Raymond Nimmo en los años 50s y hoy es un término muy utilizado para describir la presencia de puntos hipersensibles a la presión y tacto dentro de un músculo (o en una aponeurosis, un tendón o incluso en el tejido subcutáneo). En la columna dorsal es frecuente encontrar estos puntos gatillo en el músculo dorsal ancho, romboides trapecio medio e inferior, músculos paravertebrales, etc. Con frecuencia la presencia de puntos gatillos en la región dorsal suele confundirse con fibromialgias. En realidad la fibromialgia es otro cuadro clínico, que no debe confundirse con síndromes miofasciales pues tienen un diagnóstico y manejo distintos. Mayor información respecto de la fibromialgia encontrará en nuestra sección de preguntas frecuentes (FAQ). También la región dorsal es reflejo de dolor referido desde las vísceras abdominales y torácicas por lo que su Quiropráctico durante su examen hará un completo diagnóstico diferencial respecto de otras condiciones. El dolor de vesícula biliar por litiasis típicamente se irradia hacia la zona dorsal baja y costal derecha. Afecciones al páncreas como pancreatitis y cáncer de páncreas, ulcera duodenal posterior y afecciones del útero suelen reflejarse en la columna dorsal baja. La litiasis renal muchas veces solo da como único síntoma dolor en el hipocondrio dorsal del lado afectado, asimismo sucede en la pielonefritis y absceso perirrenal. Todos estos órganos están inervados por el sistema simpático espinal que emerge desde las vértebras T5 a T10.



En estos casos será muy importante verificar que el dolor no responde a estímulos mecánicos y no cede con el reposo. En los casos más crónicos habrá una disminución en la temperatura de la piel en el nivel vertebral correspondiente a la víscera afectada y una irrigación deficiente local, signos característicos de la disfunción simpática de origen visceral y que puede diagnosticarse mediante un avanzado examen de termografía espinal, tecnología única en Chile y que nuestro centro dispone para su mejor diagnóstico quiropráctico. David López D.C.

T10-T11-T12

Patología : T10-T11-T12
Síntomas : Dolor renal, desánimo y fatiga, colon irritable, trastornos urinarios, dolor pélvico.

La región D11- D12 y L1, también conocida como charnela dorso-lumbar, con frecuencia puede ser lesionada por mecanismos en hiperflexión y traumatismos. Esta es una región de mayor movilidad a nivel dorso lumbar por lo que permanentemente soporta importantes fuerzas durante el movimiento del tronco y tiene un rol transicional en la absorción de las fuerzas que se transmiten ascendentemente desde el suelo hacia la columna vertebral. De allí que ante caídas de altura y traumas de alta energía, es frecuente encontrar a la radiografía el acuñamiento anterior del cuerpo vertebral en estos niveles debido a fracturas por aplastamiento o estallido del cuerpo vertebral. Estas fracturas en los casos severos pueden ser de alto riesgo neurológico, por la relación de este nivel de la columna con la médula, cuyo daño puede resultar con grave compromiso y efectos irreversibles para el paciente.



La región dorsolumbar además, específicamente a nivel de las vértebras D11-D12 y D12-L1, puede dar origen a dolor lumbosacro, el cual puede irradiarse hacia la zona inguinal. Por lo mismo es que este cuadro en ocasiones es confundido con la pubalgia de origen muscular, cuadro muy frecuente en deportistas por lesión de los músculos aductores. Con frecuencia también este cuadro suele confundirse dolores de origen ginecológicos, intestinales o urogenitales. Lo anterior porque los nervios sensitivos de los niveles T11 y T12 forman parte del nervio cutáneo abdomino-genital, el que se distribuye superficialmente hacia la región de la hemipelvis anterior (región inguinal y púbica).



En resumen, los nervios que emergen de la columna vertebral a nivel la de transición dorso lumbar, atraviesan la fosa pélvica y región lumbosacra, por lo que su irritación origina síntomas similares al lumbago común, pero que también suele irradiarse hacia la zona genitourinaria e inguinal. Una buena forma de detectar este cuadro conocido también como el síndrome de Maigné (1), es la palpación directa de la piel superficial a las vértebras T11, T12 y L1, así como la exploración del dermatoma afectado, todas regiones las cuales generalmente están muy sensibles al tacto o presentan rigidez a la movilización pasiva vertebral. Su Quiropráctico es el mejor especialista para realizar un buen diagnóstico diferencial en el caso de esta disfunción dolorosa de columna y en general, es un cuadro que responde muy bien al tratamiento quiropráctico. David López D.C.

L1-L2-L3

Patología : L1-L2-L3
Síntomas : Dolor lumbosacro, pubalgias, dolor de cadera y rodillas.

Los niveles vertebrales L2-L3-L4 son frecuente localización de discopatías (desgaste y deshidratación discal) con presencia de osteofitos en el cuerpo vertebral (comúnmente llamados “cachitos”), es decir, excrecencias óseas que se proyectan en el reborde de la unión del ligamento vertebral común anterior y posterior, situación que ocurre por sobrecarga y tracción recurrente sobre los ligamentos lumbares en procesos discopáticos degenerativos. Hay estudios que sugieren que la discopatía de los niveles superiores de la columna lumbar se asocia más a pacientes con retroversión pélvica y pérdida de la curvatura lumbar (1). Con frecuencia este cuadro degenerativo alto de la columna lumbar se asocia a traumatismos antiguos que han gatillado el proceso de desgaste discal acelerado en esa región.



Observe en la radiografía de la derecha, como a nivel de los cuerpos vertebrales L1-L2-L3 se han desarrollado prominentes osteofitos. En la imagen izquierda una resonancia magnética en T1 y T2 demuestra la presencia de una discopatía antigua protuída L3-L4 con cambios tipo Modic I en el hueso vertebral

La compresión de las raíces espinales a nivel L2-L3-L4 (hernia discal posterolateral L2-L3 y/o L3-L4), puede afectar la inervación del músculo cuadriceps femoral, del tensor de la fascia lata y del músculo tibial anterior. Frecuentemente se observa debilidad y atrofia del cuádriceps y flexores de cadera cuando la lesión radicular (raíz nerviosa) se origina en estos niveles vertebrales. Los síntomas serán dolor en el muslo a la flexión de rodilla con extensión de cadera (test de estiramiento femoral), disminución del reflejo patelar y sensación de hormigueo en la extremidad a nivel de la tibia preferentemente, situación que se acompaña frecuentemente con disminución de la sensibilidad al tacto en la región interna del pie y del maleolo tibial (zona medial del pie), cuadro que puede confundirse en ocasiones con la meralgia parestésica. (D. López D.C.)



Meralgia Parestésica Es la neuropatía periférica por atrapamiento o compresión (también después de contusiones) del nervio femorocutáneo a nivel de su recorrido por la pelvis y región retroinguinal. Su presentación clínica típicamente es por que el paciente consulta al Quiropráctico por dolor o parestesias en la cara antero externa del muslo. El tratamiento de esta condición tiene muy buenos resultados con técnicas de liberación neural tensoactivas, su Quiropráctico le informará el procedimiento y planificará su tratamiento. David López D.C.

L4-L5-S1

Patología : L4-L5-S1
Síntomas : Dolor irradiado hacia la extremidad inferior, ciática, fascitis plantar, dolor de piernas, esguinces de tobillo crónico, historia de caídas.

Los niveles L4-L5 y L5-S1 concentran el mayor número de cuadros de hernia discal. Las hernias discales son más frecuentes en hombres de edad mediana, entre los 20 y 45 años. La “hernia de disco” (1), puede producirse cuando el disco que separa 2 vértebras (segmento vertebral), es comprimido con fuerzas de torsión o durante el levantamiento de cargas excesiva en forma brusca o repetida, provocando así una ruptura del anillo fibrocartilaginoso que contiene a su porción interna del disco intervertebral, conocida como núcleo pulposo, porción que tiene una composición similar a la de un gel.



La ruptura del disco produce un abombamiento en sus bordes, generalmente en su porción posterior y lateral. De allí que la deformación prominente del disco puede comprimir los elementos nerviosos (saco dural y raíces nerviosas) y pequeños vasos que la columna vertebral contiene en su porción lateral o central.

SINTOMATOLOGÍA Y PRESENTACIÓN CLÍNICA
Esta patología clínicamente se manifiesta por los siguientes síntomas:




º Dolor en la zona lumbar irradiado a la pierna del mismo lado, ocasionalmente el dolo solo se localiza desde la nalga a la extremidad.
º Parestesias y/o sensación de “hormigueo” o alguna zona del miembro afectado con sensación de anestesia o “dormida”.
º Dolor a la elevación de la pierna y dificultad para dormir con la pierna extendida por mucho rato.
º Debilidad muscular en especial durante la marcha, puede haber incluso claudicación.
º El dolor se exacerba con los esfuerzos, la tos, el estornudo y la maniobra de Valsalva.

DIAGNÓSTICO
El examen más apropiado en el estudio de la hernia discal, es la Resonancia Magnética, la cual muestra una detallada imagen del disco que se ha roto o herniado y su probable compresión de la raíz nerviosa.

La excelente resolución de este examen prácticamente ha resuelto el problema del diagnóstico y existen mínimos errores en cuanto a su detección.

S2-S3-S4

Patología : S2-S3-S4
Síntomas : Dolor sacroilícaco, dolor púbico, dolor perianal y de coccix, incontinencia urinaria

Se manifiestan por cuadros de alteración de la sensibilidad en glúteo y región perianal, la región posterior del muslo y la pantorrilla. Inclusive pueden presentarse disfunciones e insuficiencia muscular del esfínter anal y la vejiga, afectando la función de eliminación urinaria y defecación, en estos casos puede llegar a afectarse la función eréctil en el hombre. El reflejo anal cutáneo y cremasteriano puede ser afectado, así como la sensibilidad perineal.



Cuando existen hernias discales masivas o compresiones por quistes dentro del canal medular, pueden desencadenarse cuados clínicos graves conocidos como la Cauda Equina, los que se caracterizan por la instalación brusca de anestesia perineal asimétrica con incontinencia urinaria. Cuando las compresiones neurales agudas obedecen la presencia de hernias discales prominentes del raquis o fracturas por estallido, se puede llegar a afectar el cono medular manifestando anestesia en silla de montar, alteración esfinteriana y sexual, además de paraparesia espástica. (David López D.C.)

Copyrigth ® 2014 Centro del Dolor de Espalda | Av. Santa María 217, Of. 12, Edificio Médico Puente Loreto
Fono: 22 735 4577 - 22 737 4291 | E-mail: consultas@dolordeespalda.cl
Desarrollado por Controll | Política de Privacidad | Términos de uso